El preservativo femenino, también conocido como condón femenino o condón vaginal es un método anticonceptivo para mujeres. El preservativo femenino es de un solo uso y está catalogado en el grupo de métodos anticonceptivos de barrera, alternativo al preservativo masculino, que cubre la vagina y parte de la vulva.

Consiste en una delgada funda de poliuretano fabricada para ajustarse a las paredes de la vagina y se puede llevar hasta ocho horas. Se puede colocar unas horas antes de la relación sexual y no hay que sacarlo inmediatamente después del coito.

El preservativo femenino es una pequeña bolsa de plástico fino, pre lubrificada, cerrada por un lado y con una anilla flexible y adaptable a cada extremo: el eslabón más pequeño se coloca en el fondo de la vagina, alrededor del cuello del útero. La otra, más ancha y flexible, se adapta sobre la vulva. Es de un solo uso.

¿Qué es el preservativo femenino?

preservativo-femenino-para-mujeres
Preservativo Femenino

El preservativo femenino consiste en una bolsa que se coloca dentro de la vagina. Medida de 160 a 180 milímetros de largo y de 76 a 82 milímetros de ancho, dependiendo del punto donde se tome la medida, ya que sus paredes no son paralelas. El grosor varía entre 0.041 mm y 0.061 mm. La apertura del preservativo femenino tiene un radio de 65 mm, y su otro extremo está cerrado para evitar el paso del semen.

En uno de sus lados tiene un anillo integrado en su estructura, que hace que la bolsa que forma el preservativo se mantenga abierta. En el interior se encuentra un anillo fabricado también en poliuretano, no integrado a la bolsa que conforma el preservativo femenino, y que sirve tanto como ayuda para introducirlo en la vagina, como para mantenerlo en su lugar.

Ya sea durante el coito o si se camina con el preservativo puesto. A diferencia del preservativo masculino no queda ajustado a tensión, por otra parte, se adhiere cómodamente y su presencia es casi inapreciable. Es más resistente que el preservativo masculino.

¿Cómo se usa el preservativo femenino?

Hay que colocarlo antes de cualquier contacto con otros genitales, pero no es necesario que sea inmediatamente antes. Por ejemplo, se puede poner antes de salir de casa para una cena u otra actividad antes de pasar a las relaciones sexuales.

El preservativo femenino tiene un anillo interior que ayuda a la mujer a insertarlo dentro de la vagina, y otro exterior que se debe dejar fuera, para evitar que el preservativo entero deslice en el interior de la vagina. Es de un solo uso.

Para extraerlo, lo que también se puede hacer horas después del coito, primero hay que enroscar el anillo exterior de modo que el semen quede encerrado dentro del preservativo para la mujer, y entonces tirar hacia fuera.

El preservativo femenino se vende en las farmacias y en las “condonerías”. No es necesario pedirlo al médico. Su utilización es sencilla, aunque puede que necesite practicar un poco para aprender a utilizarlo. Si tiene alguna duda, pida consejo profesional.

Pros

  • El preservativo femenino es un método anticonceptivo de barrera que protege del embarazo, pero también de las infecciones de transmisión sexual (ITS) y del sida.
  • Se puede colocar antes de la relación y no hay que retirarlo inmediatamente después de la eyaculación, a diferencia del masculino.
  • Evita el embarazo y el contagio de las infecciones de transmisión sexual y del sida.
  • No tiene efectos secundarios, como los métodos anticonceptivos a base de hormonas.
  • No requiere prescripción médica.
  • No es necesario quitarlo inmediatamente después de la eyaculación.
  • No produce presión en el pene, tal como lo hace el preservativo masculino.
  • Tiene la lubricación suficiente para la penetración.
  • Incrementa el placer en la mujer ya que su anillo hace fricción con el clítoris.

Contras

  • Es un método anticonceptivo poco conocido, ya que es usado solo por el 1% de las mujeres.
  • A simple vista se puede ver que es difícil de usar y algo aparatoso para colocárselo.
  • Son un poco más costosos que los preservativos masculinos, ya que la calidad de los materiales es muy diferente.
  • No se encuentran en cualquier farmacia, ya que la demanda es muy baja.

Eficacia

El  nivel de eficacia de los métodos anticonceptivos es la mayor preocupación de los usuarios, ya que ellos buscan protegerse de enfermedades de transmisión sexual y de evitar el embarazo.

El preservativo femenino puede ser altamente efectivo siempre y cuando se use de forma correcta. Ya que las estadísticas hablan que si se usa correctamente solo quedan embarazadas 5 de cada 100 mujeres. Además si no se usa correctamente las estadísticas dicen que quedan embarazadas 21 de cada 100 mujeres.

Preguntas frecuentes

¿El preservativo femenino se puede usar junto con otros métodos anticonceptivos?
¿El tamaño del preservativo femenino es único?
¿El preservativo femenino previene las enfermedades de transmisión sexual?
¿Qué debo hacer si se rompe el condón femenino?
¿El condón femenino es reutilizable?
¿Se puede usar lubricantes con el condón femenino?