A menudo se habla de sexo anal, pero sigue siendo un tema tabú para muchas personas. A menudo oímos chistes sobre cómo a los hombres les gusta la práctica y cómo las mujeres la rechazan, pero después de una encuesta de nuestros lectores, nos enteramos de que el 34% de ustedes realmente la probaron (¡y les gustó!), mientras que el 13% la probaría con gusto. Si todavía tienes dudas sobre esto, lee esta pequeña guía de sexo anal para principiantes para obtener información y consejos.

1. Asegúrate de que quieres hacerlo.

Ningún acto sexual es agradable si lo aceptas a regañadientes. Asegúrese al 100% de que quiere hacerlo y no se doble a ello bajo presión externa. Si tiene reservas y aún así le gustaría probarlo, hable con su pareja. Tal vez usted también podría hacer algunas investigaciones para ver si es adecuado para usted.

Use un condón.

Sexo anal esencial. Al igual que con la penetración vaginal, el sexo anal sin condones conlleva un alto riesgo de transmisión del VIH y otras ITS. Acuérdate de cambiar los condones y límpiate bien si luego tienes relaciones sexuales vaginales, para que no te contagies.

3. No olvides el lubricante.

El ano no se autolubrica como la vagina, por lo que se requiere lubricante (y a veces mucho) para una experiencia placentera. Lo ideal es elegir un lubricante a base de agua, el más compatible con los condones de látex.

4. Pequeños pasos.

Tómelo con calma la primera vez, ya que su ano puede ser demasiado sensible para una penetración completa. Durante los primeros intentos, pídale a su pareja que inserte suavemente un dedo lubricado, luego dos, para acostumbrarse gradualmente. Luego puedes cambiar al consolador anal o al pequeño vibrador (con condón) antes de ser penetrado por tu pareja.

5. Elija la posición correcta.

Probando diferentes posiciones, obtendrá diferentes sensaciones y niveles de penetración; por ejemplo, la posición del llamado “perrito” es la más común, pero la clásica “cuchara” es perfecta para los no iniciados. Le dará más control, permitiéndole ajustar la intensidad de acuerdo a sus deseos y comodidad.

6. Sólo relájate.

Un ano tenso hará el acto más difícil e incluso un poco doloroso. Pídale a su pareja que le masajee suavemente la parte baja de la espalda y los glúteos para relajar los músculos glúteos y anales. Incluso podría probar los ejercicios de Kegel antes de su primera relación para relajarse y fortalecer sus músculos.

7. Tómalo con calma y comunícate.

Tu pareja debe penetrarte lentamente, sin tener que forzarte a entrar (con una dosis suficiente de lubricante, tu hombre debe ser capaz de deslizarse fácilmente dentro de ti). Recuerde hablar durante el acto, para hacerle saber si puede ir más lejos, o si siente dolor o incomodidad (si es así, dígale que se retire suavemente). Tomarse su tiempo es la clave para una primera experiencia positiva para usted y su pareja.

Guía de Sexo Anal
Vota este post