Orgasmo: esta reacción fisiológica que recorre tu cuerpo con mil escalofríos cuando el placer sexual alcanza su punto álgido, este tema tan hablado y en torno al cual siempre se cierne el misterio y la excitación… Algunas mujeres dicen que lo alcanzan cada vez e incluso varias veces durante la misma relación, mientras que otras nunca lo sabrán. Si el miedo a no sentir el máximo placer se complica a veces durante tus retozos, tómate unos minutos para leer estos consejos prácticos que te facilitarán alcanzar el orgasmo.

Consejo #1: Déjate llevar.

El sexo es un acto natural que requiere ser disfrutado para poder sentir todos sus beneficios. No hay necesidad de preocuparse por intentar una posición complicada o concentrarse constantemente en este orgasmo que es lento de llegar. Este es el momento de despejar sus pensamientos, relajarse y experimentar plenamente este momento de disfrute con su pareja. Y, mientras te dejas llevar, gritar cuando sientes el deseo de elevarte dentro de ti es una excelente manera de relajarte y alcanzar las cimas más altas del éxtasis, además de testimoniar la otra de las fuertes sensaciones que te da durante tus relaciones.

Consejo #2: Conoce mejor tu cuerpo.

La apropiación de tu cuerpo y el conocimiento de sus reacciones a los diferentes toques son esenciales. En efecto, ¿cómo puede tu pareja hacerte venir si tú mismo no sabes cómo funciona tu cuerpo y tus impulsos? Aunque el concepto puede molestar a algunos, la masturbación sola es un método de elección para llegar a conocerte mejor sexualmente, especialmente porque trae muchos beneficios, incluyendo la reducción del estrés y la relajación. Ya sea que prefiera usar un vibrador o sea más conservador en el uso de juguetes eróticos, atrévase a disfrutar del placer solitario tantas veces como quiera.

Consejo #3: Pruebe los ejercicios de Kegel.

Los ejercicios de Kegel fortalecen el músculo que rodea la vagina, ayudando a mejorar las sensaciones durante la penetración y facilitando el orgasmo. Consisten en unas 15 repeticiones de contracciones musculares y relajación, hasta tres veces al día. Las pelotas chinas son el accesorio preferido para el ejercicio del suelo pélvico. También ayudan a alcanzar el orgasmo con mayor frecuencia, pero también con mayor intensidad, al aumentar la sensibilidad de las paredes vaginales.

Consejo #4: No olvides respirar.

Parece tan obvio, pero muchas mujeres, bajo el efecto de la excitación, olvidan un elemento esencial para el aumento del placer: la respiración. Alcanzar el orgasmo requiere músculos relajados y bien oxigenados. Sincronizar su respiración con la de su pareja también aumenta la intensidad de la relación a medida que los cuerpos se vuelven uno.

Consejo #5: Varíe las posiciones.

La posición clásica del misionero, aunque muy apropiada, puede llegar a ser rutinaria. Variando las posiciones, descubres al otro bajo una nueva luz y abres la puerta a un mundo de sensaciones hasta ahora desconocidas. También experimente con lubricantes para ayudar a lubricar durante la penetración, o con geles estimulantes para un estimulante debajo de las sábanas. Sin embargo, lo más importante en la búsqueda del orgasmo es no tener miedo de incluir a su pareja diciéndole acerca de sus deseos, sus deseos, sino también sus preocupaciones.

5 consejos para alcanzar el orgasmo más fácilmente
Vota este post