¿Cassie? Cassie… Cassandra siente un aliento cálido en el cuello, luego los labios que tocan su sien.- 5 minutos, Karl…, dice gimiendo.- Prefiero no saber quién es.- Hmmm… Cassandra abre los ojos y ve la cara de su director justo al lado de la suya. Ella saltó. Louis le sonríe. No es exactamente el comentario más romántico que he oído. Espero que no sea tu antiguo alumno. ¡Claro que no! Defiende a Cassie. Pero… es un poco temprano entre nosotros para entrar en mi casa. No? Hemos estado juntos… ¿tres semanas? Teníamos una cita, Cassandra Lloyd. Qué traidor. Interesante, su pintura roja y amarilla. ¿Es “Yves Klein”? No. Es “Imogen”. Ella y su novio ruedan desnudos en la pintura algunas noches.- Algunos de ellos saben cómo divertirse.- ¿Crees que yo sé cómo divertirme, yo? Louis deja escapar una risa.- Creo que sí. La prueba…- Oh mar…! ¿Dónde encontraste esto? Louis tiene un objeto rosa largo en la mano. Presiona un botón y el objeto comienza a vibrar. Cassandra está loca, sus mejillas están carmesí de rabia y vergüenza – ¿Quién te dejó revisar mis cosas, nosy parker ?Yo no “busqué” darling, tu consolador estaba tirado en el suelo.- Un caballero habría fingido no haberlo visto.- O lo habría usado como introducción.- El director se tumba sobre Cassandra. Su entrepierna está caliente. Se está frotando contra ella. Cassie se siente como una chispa en la parte inferior de su vientre – Nosy parker, dice abajo – Me gustaría poner mi nariz exactamente donde… Donde se calienta. Él toca este lugar con la punta de sus dedos, como por accidente. La otra mano enciende la cosa. ¿No te importa si tengo eso? Es decir, algunos considerarían a este dildo competencia desleal – lo considero un amigo leal. Cassandra está muy impresionada. No sé si es una primera vez romántica y tranquilizadora para mí. Al menos sería divertida. ¿Está lista para correr riesgos, Srta. Lloyd? ¿Hasta dónde llegarías? El destino me envía una señal, Cassandra piensa mientras mira a su amante con divertida rebeldía. – Inténtalo. Veremos cuáles son mis límites. Louis sonríe como un demonio. Primero, te quiero desnudo y el joven presiona el objeto que vibra contra la ropa interior de su amigo. Cassie Treaille. Louis se quita lentamente las bragas, antes de levantarse la falda para no ocultar ninguna de sus ventajas. Aún usando su arma, empezó a desabrocharse la blusa con una mano. Cassie está temblando, pero no se mueve. – ¿Y tú? – No habría peligro si lo hiciera. Cassie está desnuda bajo la mirada instigadora de su jefe. Le acaricia el pezón con indiferencia. Sensible. OK. ¿Coño o clítoris? Coño. Pero puedo ampliar mis horizontes. La directora silencia a la joven empujando suave pero firmemente el vibrador entre sus muslos. Le acaricia las nalgas agarrándola por la curva. Cassie está gritando. Eso es bueno. – Sí. – Dime cómo hacerlo. ¿Aceptas el desafío, alcaide? Se requiere un curso de formación real – Es difícil sentirse superior estando desnudo como un gusano – Al contrario. Si eres capaz de sentirte cómoda así, entonces eres mucho mejor que yo. Es una cuestión de confianza. ¿Confías en mí? Cassie suspira. Ojalá fueras más despacio… Y más firme. Inclínalo un poco más por aquí… Sí, así. Y mírame a los ojos como si me quisieras y como si pensaras que soy especial. Incluso si lo finges. Louis tiene una risa. No hay necesidad de fingir. Hmm.. Cassandra… tan asustada y tan transparente al mismo tiempo. Lleno de miedo y audacia. ¿Qué podría ser más emocionante? Cassandra gime. – Como ese Louis. Bueno, eso es bueno. Seguir el movimiento de mis riñones. Dime una cosa… – Estás preciosa, cariño. Eres… preciosa. Dime algo sucio. Estás muy buena. Vendarías a un toro si te viera así… Y eres muy traviesa…- Hmm… Desearía que estuvieras dentro de mí…- Ahora no, cariño. Quiero dejar lo mejor para el final”, gime Cassie y la directora se cubre los labios con un beso. Luego se dedica a los pechos de la joven. Comienza a endurecer los tiernos pezones rosados debajo de la lengua. Sus movimientos son precisos: movimientos alrededor, un trozo de lengua encima y un bocado delicioso. Cassandra pronto olvidó lo que quería decir. Muy rápidamente, se derrite

12. División Juguetes
Vota este post